Titanic

13 10 2011

Titanic

Queridos internautas:

Seguimos con nuestra máquina del tiempo aparcada en 1996, ya que fue a finales de ese año cuando Leo firmó un contrato para protagonizar un tipo de film al que no estaba muy acostumbrado. Y es que no podía dejar escapar la ocasión de trabajar con una de las mejores actrices de la actualidad, Kate Winslet, más el añadido de colaborar con un director como James Cameron. Así que DiCaprio decidió volver de nuevo a la gran pantalla con una superproducción repleta de extras y efectos especiales; Titanic.

Pero cuando los estudios propusieron a Leonardo para el papel, Cameron no estaba muy convencido: <Lo curioso es que, al principio, yo no quería que fuese Leo. No me parecía que tuviera las cualidades que andaba buscando, pero cuando lo conocí, me hechizó de inmediato. Es capaz de encandilar a la gente sin siquiera proponérselo. En cuanto lo vi, decidí que el papel era para él. Sentí que tenía muchísimo gancho. Muestra una vitalidad increíble en la pantalla, y tanto su frescura como su obstinación lo convierten en un chico genial.>

Finalmente Leo firmó, y la adaptación de la épica historia del naufragio del Titanic se inició a finales de 1996. El rodaje duró seis meses y DiCaprio volvió de México en marzo de 1997. El proceso de montaje también fue largo y la película se estrenó con retraso, en diciembre de ese mismo año, aunque la fiebre se desató al año siguiente. Y es que Titanic estuvo en cartelera más de seis meses. Aunque eso no influyó en las largas colas de los cines, como nunca antes se hubiera visto.

En marzo de 1998 el largometraje de James Cameron consiguió 14 nominaciones a los Oscars y 11 estatuillas. De hecho es una de las tres películas más premiadas de la historia. Ben-Hur y El señor de los anillos: el retorno del rey, son las otras dos.

De DiCaprio se dijeron un sinfín de cosa, desde que era el hombre más deseado del mundo, hasta que era de los hombres más fascinantes del cine. Newday escribió en sus páginas: <Leonardo tiene una presencia absolutamente cautivadora en un papel que podría haber sido escrito para un joven Clark Gable>.

Leo llegó a lo más alto, y algunos pensaron que su carrera acabaría ahí. Que equivocados estaban…

Recuerdo ese año, 1997, como uno de los más largos de mi vida. Había leído infinidad de cosas en las revistas del rodaje del Titanic, pero la película nunca llegaba. En aquel tiempo yo trabajaba en mi videoclub y los representantes venían a vendernos los estrenos. Todos sabían mi debilidad por “nuestro Leo” y el Sr. de la Lauren siempre me traía sus películas en promocional, algo por lo que le estoy eternamente agradecida. Eran cintas en VHS en las que, cuando llevabas un rato visionándolas, salía un mensaje que ponía: “Esta cinta es promocional”. Bueno, pues Titanic era de la Fox, una productora demasiado importante para regalarme una copia promocional. De lo que si se encargo el Sr. representante de la Fox, es de chafarme el estreno; <-He ido a Madrid a ver el pre-estreno de Titanic- -Ah, ¿si?- -Si, y siento decirte que vas a llorar mucho- -Entonces es que se muere, porque uno de los dos ha de morir y, estúpidamente, en el trailer cuenta ella la historia.- -Ummmm- – Y si voy a llorar es que él se muere- -Bueno, bueno, yo no te digo nada->. Así que me fui al estreno con mi amiga, sabiendo ya el final de la película que iba a ver.

Había un montón de gente. El cine Niza de Barcelona estaba lleno hasta los topes. Eran aquellos tiempos en los que no había Internet y los cines se llenaban los fines de semana. Aunque no lloré, por supuesto me encantó y, como no podía ser de otro modo, vi la película unas cinco veces intentando arrastrar a mis amigos al cine.

Al año siguiente, salió a la venta directa y los de la Fox nos dieron un póster para regalar. Así que mi padre, viendo que el pequeño altar “DiCaprio” que tenía detrás de la máquina de películas con las fotos de Leo pegadas desde hacía tiempo, empezaba a dar sus frutos, pues todas las niñas se paraban a hablar conmigo, decidió hacer un trato con su hija fanática del “chico ese”; <-Si me haces cien reservas de Titanic antes de que salga, te regalo una copia, a ti y otra a X (mi compañera y amiga, a la que también le encanta Leo.>

Era una buena oportunidad para conseguir la única peli de Leo que me faltaba en mi colección, así que enseguida nos pusimos manos a la obra. Cuando llegó el día del estreno, esta vez en DVD, ya teníamos más de cien películas vendidas. Y como las tiendas grandes abrían a las doce de la noche para vender las primeras copias, nosotros también lo hicimos. A las nueve cerramos, como cada día, y yo me fui a mi casa a ver la peli por sexta vez (por suerte vivía en la misma calle del video). Cuando acabó, bajé, abrimos otra vez nuestro querido videoclub y entregamos su reserva a todos los que no podían esperar al día siguiente para ver su película favorita.

Fue muy chulo. Diría que inolvidable. En los veintitantos años que tuvimos abierta nuestra tienda, nunca vimos nada igual. Por eso ahora que el tiempo mantiene el film borroso en la historia, mi cabeza confundida y turbada por los recuerdos, siempre asocia Titanic a la palabra: “locura”.

Anécdota:

Leo se hizo un esguince al resbalar filmando la escena que corren para subirse al barco, y el rodaje tuvo que pararse quince días hasta que se recuperó.

Además, cuando vinieron sus amigos (su contrato incluye una cláusula donde se les paga el viaje y la estancia unos días para que vayan a verle), les gastó una broma diciéndoles que en la película tenía que bailar, y en su camerino se inventó un baile con una especie de pasos de ballet horrorosos. Sus amigos se quedaron de piedra.

Leo con su compañera Kate Winslet

Mi crítica

Brock Lovett es el jefe de la expedición de recuperación de tesoros del Titanic, al que solo le importan los diamantes. Una anciana de 101 años llamada Rose dice ser la persona que aparece en un dibujo encontrado, con el diamante “El corazón del mar” colgado en su cuello. A partir de ahí, Rose les relatará sus recuerdos de cuando era una joven de 17 años llamada Rose DeWitt Bukater y de cómo conoció al joven Jack Dawson (nuestro Leo). Una historia de amor que la llevará a cambiar su mundo y ha enfrentarse a un destino que jamás hubiera imaginado; sobrevivir al hundimiento del Titanic.

La primera parte se centra en la historia de amor y la segunda, en el naufragio.

Pero desde las primeras tomas del Titanic bajo el agua, que son simulaciones de maquetas mezcladas con imágenes filmadas en la primera expedición del equipo de James Cameron en 1995, los espectaculares decorados, los efectos especiales y de sonido, incluso la banda sonora con la canción de Celine Dion hacen que te sumerjas tanto en la historia, que a uno le parece recordar que algún día estuvo allí.

Con un guión magistral en el que tras dar la orden de “avante toda”, la maquinaria del Titanic se pone en marcha y nos muestra los motores y calderas de la enorme sala de maquinas que constituía el engranaje que ponía en funcionamiento el barco, empieza la primera parte; la historia de amor.

El acierto del guión es que hábilmente nos hace empatizar con los personajes, tanto de primera como de tercera clase, mostrándonos el barco a través de la trágica historia de Jack y Rose. Incluso la forma en que se conocen, en medio de un intento de suicidio, los relaciona rápidamente, y elimina las barreras sociales por ese grave suceso que los une. No podría haber sido de otro modo, ya que la presentación de “chico conoce chica”, hubiera resultado bastante improbable en este caso.

Y después de que todos estemos ya montados en el Titanic, el guión da un giro y pasa a mostrar la pesadilla del hundimiento con gran realismo. El presupuesto fue de doscientos setenta millones de dólares, así que no es de extrañar que el film nos presente un Titanic prácticamente gemelo, con muchos personajes reales y un espectacular hundimiento en la versión más extendida de lo que pudo suceder.

Titanic es, sin duda, una de las obras maestras del cine contemporáneo, que emociona y emocionará al espectador como pocas lo han hecho.

Puntuación para Leo: 10

Leo como Jack Dawson

Trailer de Titanic en español

Entrevista a Leo sobre Titanic en inglés

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: