La habitación de Marvin

2 10 2011

La habitación de Marvin

Queridos internautas:

Seguimos con nuestra máquina del tiempo varada en 1996, pues Leo rodó dos películas en ese año. En la última de ellas, que es de la que hoy vamos a hablar, DiCaprio repitió trabajar con el magnífico Robert de Niro, además de con dos grandes actrices más; Diane Keaton y Meryl Streep.

¿Que porque eligió Leo, una estrella ya consagrada, trabajar en este pequeño papel? Es obvió, ¡por el increíble reparto!.

Lisa Schwarzbaum de Entertainment Weekly comentó que; «el muy talentoso DiCaprio se mantiene firme ante estas profesionales (Keaton y Streep). Los tres son tan completos y con tanta fuerza que afectan al que está siendo llevado por el placer de estar en presencia de su extraordinario talento».

Por esta interpretación Leo ganó  el Premio Chlotrudis por Mejor Actor de Reparto.

Su tardío desarrollo y su faz aniñada hizo que algunos le criticaran por repetir papeles de adolescente, pero Leonardo siempre dijo que estaba encantado de poder aprovechar al máximo esa etapa de su vida, porque eran papeles que jamás podría volver a interpretar.

Y es que en la actualidad Leo ya no es ningún niño. La cara aniñada que lo acompañaba aún perdura, pero sus facciones se le han endurecido. Su espalda se ha ensanchado y los músculos que antes estaban ausentes, han aparecido con el tiempo.  Todo su cuerpo, de 1,82 de estatura, ha aumentado en volumen. Y es que nuestro pequeño e inteligente Leo ya se ha hecho un hombre. Aunque parece que el tiempo siempre va a su favor, cuando nos descubre a un Sr. DiCaprio varonil, interesante y bello; con cuatro nominaciones a la espalda, siendo el actor mejor pagado del 2011 y sin una estrella en el paseo de la fama.

Un saludito.

Leo trás el rodaje de Marvin's room

Anécdota:

En su juventud, los amigos de DiCaprio le apodaron: Leo, el fideo.

 

Mi crítica

Hace 20 años, las vidas de dos hermanas tomarían caminos muy distintos. Lee se marcharía lejos con su marido, y después de marcharse éste, viviría independientemente con sus hijos. Bessie sin embargo, se quedaría al cuidado de su tía enferma y de su padre, que vive postrado en la cama desde que sufrió un grave infarto.

Pero sus destinos están a punto de unirse, cuando por circunstancias, la vida solicita a Lee que vuelva a su ciudad natal y se reencuentre con su antigua familia. Este viaje le llevará a plantearse valores tan importantes como la compasión, la familia y el amor al prójimo.

Hank (nuestro Leo) es el hijo adolescente y rebelde de Lee, necesitado de la disciplina y el cariño de un padre ausente, y que lucha por encontrarse a sí mismo.

Creo que hay una escena que resume todo el mensaje emotivo del film, y que sin duda da que pensar al espectador cuando Bessie, sabiendo lo que ya sabe, le dice a su hermana:

Bessie: – He tenido tanta suerte de tener a papa y a Ruth. He tenido tanto amor en mi vida. Ahora miro atrás, y veo que he tenido tanto amor.-

Lee: -Ellos te quieren mucho.

Bessie: -No, no quiero decir eso, no. Me refiero al amor que yo he sentido por ellos. He tenido tanta suerte por haber podido sentir tanto amor por alguien.-

Magnífica escena en un gran melodrama, genialmente interpretado por sus cuatro protagonistas, (y esta vez me voy a desmarcar un poco) destacando la actuación de la siempre perfecta Meryl Streep. Ambas, Keaton y Streep, consiguieron una nominación a los Oscars por sus respectivos papeles. De Niro algo más flojo, en mi opinión. Y DiCaprio en su línea, fantástico.

Esta conmovedora y tierna película, no te dejará indiferente.

Puntuación para Leo: 9

Leo como Hank

La habitación de Marvin trailer en español

Escena emotiva Bessie/Lee

Anuncios




Vidas al límite (Total eclipse)

19 09 2011

Vidas al límite

Queridos internautas:

Aún seguimos en el largísimo año de 1995, en el que Leo llegó a rodar hasta tres películas.

Hoy hablaremos de la última de ellas; “Total eclipse”, aunque en España se estrenó con el desafortunado nombre de “Vidas al límite”.

Tras “Diario de un Rebelde”, Leonardo no tenía muy claro cual sería su siguiente paso.

La Warner Brothers lo solicitó para recrear la vida de James Dean, el mítico actor que murió precozmente en 1955. Y casi al mismo tiempo, le ofrecieron un papel sobre Arthur Rimbaud, el revolucionario poeta francés del siglo XIX.

Leonardo se encontró entonces en una encrucijada, y no sabía que camino tomar.

Creía que interpretar a James Dean, era demasiada presión; «Hay que pensárselo dos veces antes de aceptar un papel como ése. Tiene ventajas e inconvenientes; por un lado, se trata de un gran personaje, pero, por otro, todo lo que podía hacer era duplicar a Dean, y no hay modo de hacer un duplicado perfecto. Nadie puede; es imposible. Interpretar a James Dean supone una presión enorme porque la gente va a ser muy crítica contigo.»

Detestaba la idea de que le tacharan con los típicos apelativos tipo; -El nuevo James Dean-, o cosas así.

Finalmente decidió pedir consejo a su nuevo amigo Jim Carroll, el auténtico compositor y poeta que interpretó en “Diario de un rebelde”; -Oye Jim, ¿Dean o Rimbaud?-, -¿Estás loco?, ¡Rimbaud, por supuesto!- le dijo Carroll, y eso fue lo que acabó convenciendo al confuso Leonardo.

Las críticas fueron estupendas para él, no tanto para la película, a la que recriminaban que se centraba demasiado en la homosexualidad del poeta y poco en la poesía. Dijeron sobre ella cosas como; «Entretenida pero desperdiciada. Resultado más que irregular y pretenciosa. Lo mejor, Leonardo Di Caprio». También dijeron; «El film es muy poco poético. Se mantiene gracias a la interpretación de DiCaprio», «Leonardo está perfecto como Rimbaud, no podrían haber escogido mejor».

Se trataba de una película independiente, y aunque Arthur Rimbaud fué un genio, no era demasiado conocido en los Estados Unidos.

Así que de nuevo, la película no tuvo mucho éxito en taquilla.

Pero nuestro Leo, muy al contrario de lo se pueda pensar, quedó satisfecho y orgulloso de su trabajo.

¿Hizo bien?, ¿Tomo la decisión correcta? Sin duda, lo hizo.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

Leo tras rodar Vidas al límite

Mi crítica

En la Francia del siglo XIX, Paul Verlaine invita al joven Arthur Rimbaud (Leonardo DiCaprio) a su casa, después de leer unos innovadores poemas. A medida que conoce a este joven arrogante e impulsivo, se va obsesionando con él y su genialidad. Juntos empezaran una destructiva relación, en la que Verlaine verá a Rimbaud como una salida a su patética y aburrida vida, y su motivo de inspiración.

Agnieszka Holland se adentra en la compleja personalidad de estos dos famosos escritores, en sus relaciones y en sus ideas revolucionarias que cambiarían la literatura y marcarían una época.

Leo borda el papel, como siempre. Otra gran interpretación, en su ya meteórica carrera.

La banda sonora es deliciosa, y la fotografía perfecta.

Una película para los amantes del cine independiente. Muy recomendable, en mi opinión. Cine de calidad.

Puntuación para Leo: 9

Leo como Arthur Rimbaud

Vidas al límite. Trailer subtitulado en español.





Diario de un rebelde

15 09 2011

Diario de un rebelde

Queridos internautas:

Volvamos a montar otra vez en nuestra máquina del tiempo, y aterricemos de nuevo en 1995.

Ese año, que no había empezado todo lo bien que cabía esperar para el joven Leonardo, dio un giro inesperado y DiCaprio volvió a sorprender al mundo del cine con su siguiente papel.

Después del poco éxito de “Rápida y mortal”, nuestro Leo se decidió por otro drama, la
biografía del famoso compositor y poeta Jim Carroll, basada en su novela “The Basketball Diaries”.

Y es que según contó después, quedó fascinado con el guión desde el primer momento en que lo leyó. Aquello era algo que le había pasado a alguien de verdad, era real, y eso le hizo sentir que conocía a la persona y su manera de pensar. Quería ese papel.

El diario de Jim Carroll se publico en 1978 y fue un best-seller que vendió medio millón de ejemplares, y enseguida los estudios quisieron llevarlo a la pantalla grande. Durante los quince años siguientes se escribieron hasta diez guiones, y se barajaron más de siete directores. Finalmente se comenzó a hacer realidad en 1993, y Scoott Karlvert se puso a la cabeza del proyecto.

Por este film, Leo cobró un millón de dólares por primera vez, lo que no esta nada mal para ser su cuarta película.

El rodaje en lugares públicos fue extremadamente difícil, porque el plató se llenaba de
legiones de fans, que seguían al actor por todas partes en busca de autógrafos y fotos. Un miembro del equipo no dudó en bautizar a Leo como El Flautista de Hamelín, por la cantidad de chicas a las que atraía.

Por lo visto, Leonardo ya existía antes de “Titanic”, aunque algunos se empeñen en no reconocerlo.

Se publicaron cosas como: «DiCaprio vuelve a enamorar a la cámara» o «la película nos
devuelve al DiCaprio que nos enamoró en “Vida de este chico” y “¿A quien ama Gilbert Grape”». La revista People escribió: «Leonardo DiCaprio demuestra una vez más que es el joven actor más prometedor del momento. Su interpretación es impecable. Es un verdadero placer observar su naturalidad ante la cámara.»

La ausencia de una nominación a los Oscars de ese año, me pareció una tremenda injusticia por parte de la academia, supongo que por el hecho de que la película no funciono en taquilla como se esperaba.

Pero no importa, Leo se llevó igualmente el reconocimiento unánime más importante, el de la crítica.

Un saludito.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

Leo después de rodar Diario de un Rebelde

Anécdota:

Leo puso el grito en el cielo al saber que Mark Wahlberg, que se hizo popular con su carrera como cantante, iba a interpretar uno de los personajes. Al final cedió en darle una oportunidad, y al contrario de lo que todos pensaban, se hicieron grandes amigos. Años más tarde volvieron a coincidir en la película de Martin Scorsese; “Infiltrados”, por la cual ambos recibirían una nominación a los Oscars. Cosas de la vida…

Mi crítica

El film está ambientado a finales de los setenta y principio de los ochenta, y la ciudad de
Nueva York es su escenario.

Jim es un chico de una escuela católica, que su única motivación es la de escribir y la de
llegar a ser algún día jugador profesional de baloncesto. Cuando empieza a probar las drogas con sus amigos, la situación se le irá de las manos hasta ser expulsado de la escuela y de su casa, truncado así su futuro. A partir de ahí, su vida decaerá hasta llegar a convertirse en un infierno, donde es muy fácil entrar, pero muy difícil salir.

No entiendo porque esta película no acabó de funcionar en taquilla, pero supongo que es
porque es un film oscuro y cruel, y era una época en la que la sociedad estaba volcada en el “no a las drogas”, considerando a los yonkis como “parásitos”.

Aunque la película esta bien narrada y genialmente interpretada. La música es fantástica, y además, el film nos regala pinceladas del genio de Carroll, con frases o poesías en estado puro.

Sin ninguna duda, Leo está increíble, grande, espectacular.

La escena del síndrome de abstinencia o “el mono” me puso, literalmente, los pelos
como escarpias. Pero la que más me impacto, fue cuando está en la puerta de su casa rogándole a su madre que le abra; “seré bueno” le dice, y acto seguido le grita “¿como puedes hacerle esto a tu hijo?, ¡puta!”.
Recrea con una magistral crudeza la pesadilla más temida y dolorosa de cualquier madre, y yo que soy mujer, lloré a lágrima viva, por supuesto.

Puntuación para Leo: 10

Escena del "mono"

Diario de un Rebelde Trailer en español





Rápida y mortal

7 09 2011

Rápida y mortal

Queridos internautas:

Después de dos buenos viajes en nuestra máquina del tiempo, ahora toca uno malo, o al menos, no tan bueno. Viajaremos ahora a 1995, un año que empezó siendo algo menos exitoso para nuestro jovencísimo Leo, que tras recibir una decepcionante negativa para un papel en la película “Entrevista con el vampiro”, no tenía ninguna propuesta interesante que hacer.

Después de que en 1994 se decidiera por un cortometraje de veinte minutos llamado “The Foot Shooting Party”, que por desgracia no llegó a la mayoría del público. En España ni siquiera se estrenó, que yo recuerde, así que yo también me quedé sin poder visionar el film. Es más, si alguien tiene ese corto en su poder, que se ponga en contacto conmigo y hablaremos de negocios.

Pero no nos desviemos del tema. Además, como yo no he visto dicho film, me abstendré de darle puntuación alguna, y pasaremos directamente al siguiente y tercero largometraje de Leo; “Rápida y mortal”.

Cuando le ofrecieron esta película, DiCaprio no estaba para nada convencido. La temática del film no le hacía sentir cómodo, y en cuanto oyó la palabra western supo que no le interesaba. Pero la actriz Sharon Stone, que le había visto en sus anteriores películas, se encabezonó, erre que erre, con que tenía que ser Leo el que interpretase el papel de “the boy”.

También se encabezonó esta mujer, con que Russell Crowe hiciese otro de los papeles
principales, y aunque los estudios se oponían, al final acabaron cediendo y Crowe firmó.

Pero para convencer a Leonardo, obsesionado como estaba en no participar en película comerciales, Stone tuvo que ceder parte de sus honorarios. Finalmente, Leo pensó; -Sale Sharon Stone, sale Gene Hackman, y Sam Raimi es un director totalmente innovador. Ahora no estoy trabajando, podría hacer algo diferente y pasármelo bien rodando esta película.-. Y acabo por aceptar el pequeño papel de “el chico”.

Años después reconoció que lo que más le gustó del rodaje, es que aprendió a disparar con revolver.

Las críticas, a pesar de que la película es de las que yo califico “para pasar el rato”, no fueron del todo malas para él.

Entertainment Weekly escribió; «De los personajes secundarios, el único que escapa al
esquematismo del guión es el hijo de Herod, un pistolero precoz encarnado por Leonardo DiCaprio en una interpretación tan cándida y engreída a la vez que parece una versión adolescente de Jon Voight en “Cowboy de medianoche”.»

Pero la película pasó totalmente desapercibida en taquilla.

Aunque Leo no tuvo tiempo de decepcionarse, cuando se estrenó, él ya estaba en Nueva York finalizando el rodaje de su siguiente película, con un papel por el que volvería a obtener el absoluto reconocimiento de la crítica, en una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Un saludito.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

Anécdota:

Recordarle al sr. Crowe, que Leo tenía entonces 20 años, y que cumpliría los 21 en Noviembre.
Esto lo digo por un comentario que hizo, muy desagradable, durante la promoción de “Red de mentiras”.

Según Crowe, cuando conoció a Leo en el rodaje de “Rápida y mortal”,  tenía 17 años e iba diciendo por ahí que aún era virgen. Por lo visto él, como es muy machote, debió perderla mucho antes. ¡Ni que los que perdimos la virginidad después de los 17 tuviéramos algo de lo que avergonzarnos!. A lo mejor es que esperamos a hacerlo con conocimiento de causa, y con alguien a quien quisiéramos. Y digo yo, ¿alguien le podría enseñar educación a éste hombre?.

Pero Leo, que tiene una paciencia de santo, contestó muy elegantemente:

-Ahora le ha dado por decir esa “gracieta”, ya se le pasará… No tiene ni idea.-

Leo en 1995

Mi crítica

No se si seré demasiado dura, porque para empezar no me gustan los westerns.

La película comienza con la llegada de una misteriosa mujer a la ciudad de Rendición, cuyo objetivo secreto es el de matar al hombre que asesinó a su padre. Éste tiene el control de toda la ciudad, y organiza una serie de torneos para así poder eliminar a sus rivales. El personaje de “the boy”, que también es el hijo del malo, es un dulce adolescente creído, que intenta a toda costa llamar la atención de su perverso padre.

En mi opinión, a este film le falta fuerza. El guión es demasiado lineal, con un duelo detrás de otro, lo que resulta terriblemente aburrido. Es el tipo de película que puedes ver mientras planchas la ropa. Te pierdas lo que te pierdas, no te pierdes gran cosa y puedes seguir la trama del film sin prestarle excesiva atención.

La interpretación es aceptable, pero sinceramente, creo que Stone subestimó a Leo, ya que él puede dar mucho más, solo que el papel no lo permite. Y aunque reconozco que da el pego como “el chico”, a mi me gusta mucho más el DiCaprio conflictivo y camaleónico, con la mirada tan dulce como fiera. El rebelde marginado, que tiene un gran clonflicto interior. Aún así, le doy un bien justito. ¡Salva la actuación por los pelos!.

Puntuación para Leo: 6

En el rodaje

Trailer de “Rápida y mortal” en español





¿A quién ama Gilbert Grape?

31 08 2011

¿A quien ama Gilbert Grape?

Queridos internautas:

En “Vida de este chico” Leonardo llamó la atención de los críticos, que quedaron gratamente sorprendidos con su actuación. Pero lo que ellos no esperaban, es lo que vino después. Ese mismo año, 1993, Leo consiguió el papel que marcaría un antes y un después en su carrera, y por ende, en su vida. A partir de ese momento, DiCaprio se convierte en un personaje público. Aparece en entrevistas y platos de TV, y le siguen algunos paparazzis. Su nombre empieza a ser conocido en los estudios de Hollywood, y aunque aún no es considerado un ídolo de masas, todo el que se precie de saber de cine, sabe quien es Leonardo DiCaprio.

Recordemos ahora, que estamos en 1993, y que Leonardo tiene sólo 19 años.

Antes de acabar su película con Robert de Niro, Leo ya tenía un nuevo proyecto; “¿A quien ama Gilbert Grape?”.

Lasse Hallström, su director, no estaba convencido de coger a Leonardo porque temía que su atractivo físico desviase la atención del espectador, algo que se solucionó con una prótesis dental y un corte de pelo horroroso. Pero al final se decidió por Leo, porque le gustaba la distancia que reflejaba su mirada, y acertó de pleno. De su mirada dual me oiréis hablar a menudo. Creo ahí está en gran parte, el secreto de su éxito. Pero ya hablaremos de eso más adelante.

Hallström acompaño a Leo a Texas para que pasara unos días con jóvenes retrasados y así preparar su papel. Allí conoció a un chico autista del que copió algunos gestos y tics. Y para desarrollar más el personaje también añadió cosas de otras personas que conoció; -La gente tiene la idea de que los niños retrasados están completamente locos y de que viven en un limbo, pero resulta reconfortante verlos. Es como si todo fuese nuevo para ellos. Cuando empecé, intenté procesar toda la información: los tics, las formas de moverse, las expresiones faciales… Descubrí que había mil maneras diferentes de interpretar aquel papel, un montón de cosas distintas que podía hacer.-

Pero Leo estaba convencido de una cosa, de que no podía haberlo hecho sin Depp; -Johnny era exactamente como Gilbert, pero no era algo que se propusiese, sino que le salía de dentro. Nunca llegué a entender lo que le sucedía, porque no es que se produjese un gran drama emocional todos los días en el rodaje…, pero había detalles sutiles en él que hacían que me preguntase qué estaba pasando. Hay algo genial y estupendo en la forma de ser de Johnny, pero al mismo tiempo resulta difícil llegar a conocerle del todo. Esto es lo que lo hace interesante.-

A Depp le encantaba ver la cara que ponía cuando olía algo desagradable, porque Leo es muy maniático de los olores, así que cuando encontraba algo asqueroso por el plató, se lo acercaba y DiCaprio hacía grandes muecas. Cuando Johnny empezó a llevarle huevos podridos y salchichas en vinagre, Leo optó por cobrarle. ¡Llegó a ganar hasta quinientos dólares!. Esa camaradería entre los dos quedó reflejada en la gran pantalla con esta maravillosa película.

Los críticos dijeron cosas como: -DiCaprio en el papel de Arnie, hace un trabajo excepcional. A pesar de que el filme raya la veneración hacía los deficientes mentales (Arnie es el personaje más adorable de la película), DiCaprio de vida a un niño extraño y exasperante que no deja de ser motivo de vergüenza para su familia. Además, el lenguaje corporal de DiCaprio resulta extremadamente preciso.-, -Gilbert Grape se sostiene gracias a la sorprendente e instintiva actuación de DiCaprio.- En Entertainment Weekly escribieron: -Leonardo DiCaprio, la vibrante joven estrella de “Vida de este chico”, realiza una audaz y técnicamente sorprendente interpretación de Arnie. Este chico va a dar mucho que hablar.- Movieline decía: -DiCaprio, que ya obtuvo un gran éxito de crítica por “Vida de este chico”, lleva a cabo la mejor interpretación de un personaje deficiente mental que he visto en el cine. Hace lo que Dustin Hoffman creía estar haciendo en Rain man.-

Leonardo hizo una interpretación tan perfecta de Arnie, que obtuvo una nominación a los Oscars  y al Globo de Oro como Mejor actor secundario. También recibió el premio de la Asociación de Críticos de Chicago como Mejor actor revelación y el Premio National Board of Review  como Mejor actor de reparto.

Todo este revuelo dio mucho que pensar a Leo, y es cuando decidió hacía donde quería orientar su carrera: -Quiero hacer películas donde pueda implicarme junto con actores de calidad, un director de talento y un buen guión.- -No me di cuenta de lo mucho que me gustaba actuar hasta que hice ¿A quien ama Gilbert Grape?. Me encanta crear un personaje y colaborar con un director. Sientes que lo que haces no lo haces en balde, sino que va a perdurar. Michael Caton-Jones, el director de “Vida de este chico”, me dijo: “El dolor es pasajero, las películas son para siempre.” Es mi frase favorita.-

Pero a Leonardo aún le quedaba mucho por recorrer. Y puede que no diera siempre  con el director o el guión perfecto, pero tendría que correr el riesgo.

Un saludito.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

 

Anécdota:

Durante la ceremonia de los Oscars, su madre fue al servicio en el descanso y luego no la dejaban volver a entrar. Justo en ese momento empezaron a decir las candidaturas al mejor actor secundario y Leo, con un ataque de pánico al ver que su madre no estaba allí, se giró hacía los guardias de seguridad y gesticulando con los labios, les dijo: -Déjenla pasar. Soy un candidato al Oscar-. Su madre saltó a su asiento y él se serenó, y siguió sonriendo como si nada.

“Nunca hago ese tipo de cosas, pero en ese momento me pareció importante que mi madre estuviera allí conmigo. Estaba tan nervioso, que cuando oí que el ganador era Tommy Lee Jones, me entraron ganas de arrodillarme en el suelo y darle gracias a Dios”.

 

Mi crítica:

¿A quien ama Gilbert Grape? es un drama emocional sobre un joven que se siente atrapado en una vida que aborrece, pero que no puede abandonar porque se siente responsable de las personas a las que ama, y de las que se avergüenza al mismo tiempo. Trabaja en un pequeño supermercado y vive con su madre, que pesa 200 kilos y lleva siete años sin salir de casa, sus dos hermanas adolescentes y su hermano deficiente (nuestro Leo), al que tiene que vigilar constantemente porque está obsesionado con subirse al depósito de agua del pueblo.

Cuando llega Becky (Juliette Lewis), una chica liberal que viaja con su abuela, enseguida se sienten atraídos mutuamente e iniciaran una relación que le enseñará a comprender que su familia es igual de válida que cualquier otra, y de que forman parte de su esencia.

Tanto su obesa madre, como su dulce e irritante hermano (fantástica la escena en la que Arnie sale con los dedos y la cara llena de pastel de cumpleaños), son los que hacen que Gilbert sea como és, y creo que Arnie equilibra su forma de ser y le da ese punto infantil que le falta a Gilbert, encarnado por un estupendo Johnny Depp.

Ese será el primero de una serie de acontecimientos, que cambiaran su mundo para siempre.

Leo, por su parte, hace una interpretación magistral. Está increíblemente creíble; soberbio, magnífico, admirable. Con la mirada perdida mientras se mete el dedo el la nariz y berrea: “¡puedo morir en cualquier momento!”.

Sin duda, esta extraordinaria y enternecedora película es una de las que no pueden faltar en la filmoteca de ningún cinéfilo.

Puntuación para Leo: 10

Arnie

¿A quien ama Gilbert Grape? Trailer en español

Gilbert Grape (characters)  inglés