La Playa

10 07 2012

La Playa

Queridos internautas:

Después de Celebrity y El hombre de la máscara de hierro, a las que DiCaprio ya se había comprometido antes del estreno de Titanic, Leo se siente realmente agotado. El acoso de los medios y el revuelo que se arma allá donde va lo tienen emocionalmente extenuado, y los rumores y escándalos en los que se ve envuelto (y de los que hablaremos más adelante en otro apartado), provocan que tome la decisión de tomarse un año sabático para, según sus propias palabras, viajar y encontrarse a sí mismo.
1999 desaparece de su filmografía, así que hoy pondremos rumbo con nuestra máquina del tiempo directamente a su regreso, al año 2000.

Ese año Danny Boyle es el director escogido por nuestro Leo que saltó a la fama con Trainspotting, y que nos llevará a un inquietante viaje por; La playa.

La película está basada en la novela de Alex Garland con ese mismo título, y que yo leí antes de ver el controvertido celuloide. Este film fue duramente criticado por ser mucho menos violento que el libro, por tener un final feliz (el libro acaba fatal) y por las escenas de sexo que en la obra de Garland están ausentes. Incluso a mi me sorprendió, sobretodo el final, lo muy dulcificado que está el film. Aunque agradecí las escenas de sexo, porque… ¿quién no quiere ver a DiCaprio haciendo sexo?; Yo alenté para que hubiese más violencia. Pero la verdad es que todo lo que tiene que ver con el sexo está planteado de modo interesante. Me parece que no se limita a unas escenas de sexo. Se trata, más bien, de cómo los personajes se manipulan entre sí…”

Tenemos la dichosa manía de comparar películas y libros, sin darnos cuenta de que las películas son tan sólo adaptaciones y de que jamás podrán darnos detalles tan explícitos como en el texto. Dejando a parte lo dificilísimo que es adaptar un libro narrado en su totalidad en primera persona, como es el caso, donde en el libro podemos ser participes de los pensamientos del protagonista. Algo bastante complicado en el cine, ya que la voz en off sólo se puede utilizar en algún determinado momento, no en todo el transcurso del film.

Dicho esto quería nombrar, que esta adaptación tan criticada en su momento, ha sido bastante apreciada con el transcurso de los años. Y es que este film, a pesar de sus nombradas diferencias con la novela, es una película estupenda.

Leonardo fue también duramente juzgado debido, en mi opinión, a que algunos exigentes personajes y críticos no pueden soportar que alguien tan joven acapare totalmente los medios. Porque, claramente, DiCaprio hace una fantástica actuación. Se le critica también por la polémica medioambiental que genero el gobierno Tailandés, que buscó todo tipo de motivos para censurar el film, ya que según ellos daba una imagen irreal de su país. Todo este revuelo era, en realidad, por cuestiones políticas, ya que la zona quedó finalmente en mejor estado del que se hallaba al empezar el rodaje y el gobierno Tailandés tuvo que retirar la denuncia. También hablaremos de ello más extensamente en mi próximo apartado.

Sin duda, todo esto afecto negativamente a la imagen de nuestro Leo, que además es un apasionado amante de los animales y del cuidado del planeta, y lo llevo a desaparecer de nuevo durante dos largos años, para aparecer en 2002 con Atrápame si puedes, nuestra próxima entrada.

 

Anécdotas:

Durante el estreno en Tailandia, un ecologista protestó por el supuesto daño que le habían hecho a la isla Phi Phi Le, y se puso una máscara con la cara de Leonardo y simuló que se hacía en hara kiri.

Irónicamente, tras el estreno de la película el Ministerio de Turismo Tailandés aprovechó el empuje publicitario para promocionar el lugar. A partir de ese momento, la playa se  convierte en un lugar turístico. Es realmente vergonzoso.

Al rodar el segundo salto por la cascada, DiCaprio se hizo un profundo corte en la planta del pie (le tuvieron que poner puntos) y como iban mal de tiempo, Danny le dijo a Leo que lo llevarían al hospital cuando hubieran terminado de rodar la escena. El lisiado protagonista tuvo que hacer el salto sin quejarse, y si pasas el plano a cámara lenta se puede apreciar el corte que tenía Leonardo en el pie.

 

Mi crítica:

 Richard (Leonardo), un americano cansado de la monotonía y sediento de excitantes experiencias, llega a un hostal de Tailandia donde conoce a Daffy, un psicópata chalado, y a una pareja de franceses, Étienne y Françoise. Éste se siente inmediatamente atraído por Françoise, y cuando Daffy le cuenta la historia sobre una isla perfecta donde vive una comunidad oculta a los turistas y le pasa un mapa por debajo de la puerta de su habitación, convencerá a la joven pareja para que lo acompañen en la búsqueda del ansiado del paraíso.

Este film con una formidable fotografía y una deliciosa banda sonora, describe a la perfección el mundo de los mochileros y habla, en realidad, de la búsqueda de aventura a través de las evasiones y de la compleja necesidad de conquista del ser humano.

La segunda parte que no desvelaré, en mi opinión, está descrita con acierto, ingenio y creatividad. Narrada en su totalidad con el novedoso y metafórico estilo inglés característico de Boyle, el resultado del metraje es brillante.

DiCaprio, aunque su personaje se muestra completamente perturbado, logra hacernos empatizar con Richard e, incluso, sufrir en la dramática escena final que Leo borda a la perfección, como nos tiene ya, a estas alturas, acostumbrados. Hay algunos primeros planos que Leo convenció para que rodara Boyle (éste se negaba a abusar de los primeros planos), concretamente los de la persecución final por parte de los narcotraficantes, en los que con tan solo la expresividad de este maravilloso actor, nos hace participes del miedo palpable de su protagonista y nos introduce en pocos segundos, en el infierno. Ciertamente, su actuación es lo mejor de una película que fue injustamente menospreciada, pero que no tiene desperdicio.

Puntuación para Leo: 10

Trailer de The Beach en v.o. y en HD