Rápida y mortal

7 09 2011

Rápida y mortal

Queridos internautas:

Después de dos buenos viajes en nuestra máquina del tiempo, ahora toca uno malo, o al menos, no tan bueno. Viajaremos ahora a 1995, un año que empezó siendo algo menos exitoso para nuestro jovencísimo Leo, que tras recibir una decepcionante negativa para un papel en la película “Entrevista con el vampiro”, no tenía ninguna propuesta interesante que hacer.

Después de que en 1994 se decidiera por un cortometraje de veinte minutos llamado “The Foot Shooting Party”, que por desgracia no llegó a la mayoría del público. En España ni siquiera se estrenó, que yo recuerde, así que yo también me quedé sin poder visionar el film. Es más, si alguien tiene ese corto en su poder, que se ponga en contacto conmigo y hablaremos de negocios.

Pero no nos desviemos del tema. Además, como yo no he visto dicho film, me abstendré de darle puntuación alguna, y pasaremos directamente al siguiente y tercero largometraje de Leo; “Rápida y mortal”.

Cuando le ofrecieron esta película, DiCaprio no estaba para nada convencido. La temática del film no le hacía sentir cómodo, y en cuanto oyó la palabra western supo que no le interesaba. Pero la actriz Sharon Stone, que le había visto en sus anteriores películas, se encabezonó, erre que erre, con que tenía que ser Leo el que interpretase el papel de “the boy”.

También se encabezonó esta mujer, con que Russell Crowe hiciese otro de los papeles
principales, y aunque los estudios se oponían, al final acabaron cediendo y Crowe firmó.

Pero para convencer a Leonardo, obsesionado como estaba en no participar en película comerciales, Stone tuvo que ceder parte de sus honorarios. Finalmente, Leo pensó; -Sale Sharon Stone, sale Gene Hackman, y Sam Raimi es un director totalmente innovador. Ahora no estoy trabajando, podría hacer algo diferente y pasármelo bien rodando esta película.-. Y acabo por aceptar el pequeño papel de “el chico”.

Años después reconoció que lo que más le gustó del rodaje, es que aprendió a disparar con revolver.

Las críticas, a pesar de que la película es de las que yo califico “para pasar el rato”, no fueron del todo malas para él.

Entertainment Weekly escribió; «De los personajes secundarios, el único que escapa al
esquematismo del guión es el hijo de Herod, un pistolero precoz encarnado por Leonardo DiCaprio en una interpretación tan cándida y engreída a la vez que parece una versión adolescente de Jon Voight en “Cowboy de medianoche”.»

Pero la película pasó totalmente desapercibida en taquilla.

Aunque Leo no tuvo tiempo de decepcionarse, cuando se estrenó, él ya estaba en Nueva York finalizando el rodaje de su siguiente película, con un papel por el que volvería a obtener el absoluto reconocimiento de la crítica, en una de las mejores interpretaciones de su carrera.

Un saludito.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

Anécdota:

Recordarle al sr. Crowe, que Leo tenía entonces 20 años, y que cumpliría los 21 en Noviembre.
Esto lo digo por un comentario que hizo, muy desagradable, durante la promoción de “Red de mentiras”.

Según Crowe, cuando conoció a Leo en el rodaje de “Rápida y mortal”,  tenía 17 años e iba diciendo por ahí que aún era virgen. Por lo visto él, como es muy machote, debió perderla mucho antes. ¡Ni que los que perdimos la virginidad después de los 17 tuviéramos algo de lo que avergonzarnos!. A lo mejor es que esperamos a hacerlo con conocimiento de causa, y con alguien a quien quisiéramos. Y digo yo, ¿alguien le podría enseñar educación a éste hombre?.

Pero Leo, que tiene una paciencia de santo, contestó muy elegantemente:

-Ahora le ha dado por decir esa “gracieta”, ya se le pasará… No tiene ni idea.-

Leo en 1995

Mi crítica

No se si seré demasiado dura, porque para empezar no me gustan los westerns.

La película comienza con la llegada de una misteriosa mujer a la ciudad de Rendición, cuyo objetivo secreto es el de matar al hombre que asesinó a su padre. Éste tiene el control de toda la ciudad, y organiza una serie de torneos para así poder eliminar a sus rivales. El personaje de “the boy”, que también es el hijo del malo, es un dulce adolescente creído, que intenta a toda costa llamar la atención de su perverso padre.

En mi opinión, a este film le falta fuerza. El guión es demasiado lineal, con un duelo detrás de otro, lo que resulta terriblemente aburrido. Es el tipo de película que puedes ver mientras planchas la ropa. Te pierdas lo que te pierdas, no te pierdes gran cosa y puedes seguir la trama del film sin prestarle excesiva atención.

La interpretación es aceptable, pero sinceramente, creo que Stone subestimó a Leo, ya que él puede dar mucho más, solo que el papel no lo permite. Y aunque reconozco que da el pego como “el chico”, a mi me gusta mucho más el DiCaprio conflictivo y camaleónico, con la mirada tan dulce como fiera. El rebelde marginado, que tiene un gran clonflicto interior. Aún así, le doy un bien justito. ¡Salva la actuación por los pelos!.

Puntuación para Leo: 6

En el rodaje

Trailer de “Rápida y mortal” en español

Anuncios