El hombre de la máscara de hierro

6 03 2012

El hombre de la máscara de hierro

Queridos internautas:

Después de unas largas y merecidas vacaciones vuelvo a la carga, y os invito a subir de nuevo a mi máquina del tiempo para que me acompañéis en este viaje que tiene lugar a mediados de 1997.

Después del huracán Titanic y el nuevo fenómeno conocido como Leo-manía, DiCaprio, que cumplirá los 23 años en Noviembre, lejos de irse al Caribe a descansar, pone rumbo a París para incorporase al rodaje de un clásico de Alejandro Dumas; El hombre de la máscara de hierro.

En este film Leo hace un doble papel que le queda como anillo al dedo. Interpreta a dos hermanos gemelos; uno es el rey malévolo Luis XIV y el otro su benevolente hermano Phillipe. Randall Wallace, el guionista de Braveheart, dirigirá un reparto que no tiene desperdicio; Gabriel Byrne, Jeremy Irons, Gérard Depardieu y John Malkovich, que mas puedo decir…

Durante el rodaje Leonardo tuvo que dar clases de esgrima y aprendió a andar con tacones. Y cuando no trabajaba, Leo aprovechaba para hacer visitas turísticas o se dejaba ver en las discotecas Parisinas, mientras lidiaba con el acoso de los paparazzis. También corrieron muchos rumores sobre su comportamiento, ya que llegaba sin dormir al plató después de sus juergas nocturnas y se quedaba dormido. Como si no lo hubiésemos hecho todos alguna vez… Era joven (és), y su comportamiento era el de cualquier chico de su edad que le gusta divertirse. ¿Quien puede culparle? Yo no. Yo estoy con él.

Los críticos fueron bastantes duros con el film y lo tacharon de “demasiado comercial”, aunque fue un éxito en taquilla y recaudo 180 millones de dólares. Leo, como siempre, fue el único que recibió buenas críticas y se escribieron sobre él cosas como: «el sorprendentemente andrógino DiCaprio tiene apenas la edad suficiente para interpretar a alguien con hormonas, pero aún así es un fluido e instintivo actor, con el rostro de un ángel travieso».

Parece que siempre se salva de las malas críticas, pero ya van muchas veces. Y Leonardo solo está empezando, cuando algunos pensaban que Titanic era su final.

Pero creo que es a partir de aquí, que Leo empieza a saber que tiene el poder de elegir, y lo hace calculadamente y con una sorprendente inteligencia; con cada director, con cada guión, con cada éxito. Unas elecciones que no sólo le llevarán al cielo, sino que harán de él, el mejor actor de su generación.[

DiCaprio en el plató de El hombre de la máscara de hierro.

Anécdota:

Una treintena de chicas histéricas se lanzaron sobre él e intentaron arrancarle la camisa cuando estaba de visita en el Louvre con sus amigos. Pobre… jajaja. Por lo visto, en los alrededores del plató había un continuo vaivén de legiones de fans.

Mi crítica:

En la Francia del siglo XVII los mosqueteros han sido disueltos y solo D’Artagnan trabaja a las ordenes de Luis XIV, un malvado rey que tiene hambriento a su pueblo. Éste se encapricha de la prometida del hijo de Athos, Raúl, y lo envía a la guerra para poder cortejarla. Cuando Raúl muere, Athos propone a Porthos y Aramis asesinar al rey. Pero Aramis sabe un secreto sobre un prisionero de la bastilla. Un hombre sin rostro, que lleva una máscara de hierro para que nadie pueda verle la cara. Ese secreto les ayudará a urdir una conspiración, en la que el objetivo no es otro que sustituir al rey de Francia.

La película es entretenida y está bien ambientada e interpretada. Tiene momentos divertidos, aunque la temática me resultó repetitiva, y tampoco dice nada nuevo. En sí, es una película para pasar un buen rato.

Pero cuando fui a ver el estreno me volvió a fascinar esa capacidad innata de Leo para plasmar odio y bondad muy intensos en la mirada. Era un papel perfecto para él. Como siempre había querido verlo, ángel o demonio. Y lo que lo hace increíble es la naturalidad, porque no necesita maquillaje ni ayuda de ningún tipo como en otras películas de gemelos, que le cambian el peinado o la manera de vestir para recalcar la maldad o la bondad de cada uno. Simplemente hay una transformación, y realmente es como si fueran dos personas distintas. Ver a DiCaprio en este papel es sencillamente impresionante.

Puntuación para Leo: 10

Leonardo en el papel de Luis XIV

Leo como Phillipe

Trailer de El hombre de la máscara de hierro. Ingles.





Romeo & Julietta

26 09 2011

Romeo & Julietta

Queridos internautas:

Cambiemos de año y aterricemos con nuestra máquina del tiempo en 1996, año en el que Leo cumpliría 22 añitos.

Cuando terminemos el viaje, comprobaremos los escasos vacíos en la carrera de este magnífico actor, lo que demuestra la constancia y la pasión que Leo siente por su trabajo. Sencillamente le encanta. También se nota en lo bien estudiadas que están sus inteligentes elecciones, siempre guiándose, o por el reparto, o mayormente por el director. Algo importantísimo, ya que en el cine el director lo es todo. Pero ya hablaremos de eso en un futuro próximo.

Con la entrada del nuevo año llega un nuevo proyecto; Romeo & Julietta, todo un clásico. Y sin duda, una de mis películas favoritas.

La primera reacción de Leo cuando Baz Luhrmann le ofreció el papel, fue algo así: – ¿Otra versión de Romeo & Julietta? ¿Para que? Si a todo el mundo le encantó la de 1968 de Franco Zefirelli.-. Pero Luhrmann insistía.

Finalmente optó por invitar a DiCaprio a Australia, para explicarle exactamente la inusual versión que él quería realizar. La misma historia, los mismos versos, pero ambientado todo en una Verona actual y moderna. La música sería un elemento clave, casi vendría a ser un musical. Pero…¿Podría tener éxito algo tan sumamente arriesgado?. La respuesta es simple: sí.

Ha Leo le encantó la experiencia: «Lo que ha hecho Baz es reinventar [la obra] y, en el proceso, ha descubierto nuevas formas de tratar la obra y los personajes. El mundo creado me ayudó mucho como actor. Confirió una nueva dimensión a todo, cosa que lo hacía más peligroso, más interesante y más liberador. Me dio margen para experimentar con el personaje y las escenas, porque no nos ceñíamos a las reglas tradicionales.»

Algunos de los recortes de la época que guardé, decían cosas como estas: «Leonardo DiCaprio recita los versos con una naturalidad pasmosa, y consigue la entonación y la musicalidad perfecta.» «DiCaprio nos muestra una vez más su increíble fotogenia. La cámara parece adorarle.» «Los rasgos finos y elegantes de Leonardo, y su esbelto porte, poseen la clase suficiente para hacer de éste Romeo un elegante galán capaz de enamorar a una legión de Juliettas.»

La película recaudó 147 millones de dólares, y Leo obtuvo el Oso de Plata en el Festival de Berlín como Mejor actor.

Impresionante la escena en la que Romeo mata a Tebaldo, donde un magnífico primer plano muestra la mirada dual de Leo en todo su esplendor, pasando de la ira al estupor, y del estupor a la indefensión en un minuto.

Leonardo, ¡que grande eres!.

Leo con su compañera de reparto, Claire Danes.

Anécdota

El rodaje, en México, fue de lo más ajetreado. Primero los dos protagonistas contrajeron disentería. Después, una noche Leonardo, Claire [Danes] y sus amigos se fueron de discotecas y uno de los guardias la tomó con uno de sus amigos, y éste acabó con algunas costillas rotas. Además esa misma noche, secuestraron a un miembro del equipo y amenazaron con matarlo si no les entregaba cuatrocientos dólares. ¡Para que luego digan que hacer cine no es peligroso!

Datos extraídos del libro “Leonado DiCaprio. Su verdadera historia.”

Mi crítica

No creo que sea muy necesario explicar la temática de la peli, porque la obra de William Shakespeare es de sobra conocida por todos, pero haré un pequeño resumen por si acaso.

Romeo y Julietta son dos jóvenes, de familias enfrentadas, que se enamoran y se casan en secreto, a pesar de saber que encontrarán la oposición de sus padres. A partir de ahí, sucederán una serie de desafortunados acontecimientos que acabarán en un dramático final para los dos amantes.

Recuerdo el día del estreno. Mis amigos estaban ocupados, pero yo me empeciné en que ese día y no otro, tenía que ver la nueva película de Leo (hay personas que tienen antojo de fresas, y yo suelo tener antojo de cine, que se le va ha hacer). Así que como no quería ir sola, le dí un rato la murga a mis padres hasta que al final, los convencí.

Cerramos nuestro querido videoclub y llegamos al cine felices, pues no me imaginaba yo, que aquella no era la versión típica que todos tenemos en la cabeza de Romeo & Julietta, y claro, mis padres mucho menos.

Y el film da comienzo con un espectacular prólogo, donde los personajes se mueven acelerados, pistola en mano, mientras la cámara gira a toda velocidad al son de una música atronadora, como si de un baile loco se tratase. Para colofón, los personajes hablan en un lenguaje con el que no estás muy identificado. La gente se remueve en su asiento. Mi padre me mira como diciendo: «¿pero que me has traído a ver?».

Y cuando aún estás asimilando lo extraño del verso antiguo combinado con imágenes de la época contemporánea, sucede lo inimaginable. Justo en la escena del acuario, donde un increíble y perfecto Romeo conoce a su Julietta, el público se sumerge de lleno en la historia y se hace el silencio. Ya no te parecen tan extraños los versos ni los colores llamativos de la puesta en escena. Pero… ¿Como ha ocurrido eso?. Señores, habrá que preguntarle a Baz como es posible adaptar una obra del 1597 a la actualidad, respetando casi por completo el texto original. En mi opinión, solo un maestro como Baz Luhrmann podía haber hecho esta obra de arte visual. Espectáculo cien por cien. Un aplauso para Luhrmann por conseguirlo, y por su sabia elección de escoger a nuestro Leo para el papel principal.

Leo como Romeo Montesco.

Puntuación para Leo: 10

Romeo & Julietta trailer en versión original

Entrevista de Leo subtitulada en español





Vidas al límite (Total eclipse)

19 09 2011

Vidas al límite

Queridos internautas:

Aún seguimos en el largísimo año de 1995, en el que Leo llegó a rodar hasta tres películas.

Hoy hablaremos de la última de ellas; “Total eclipse”, aunque en España se estrenó con el desafortunado nombre de “Vidas al límite”.

Tras “Diario de un Rebelde”, Leonardo no tenía muy claro cual sería su siguiente paso.

La Warner Brothers lo solicitó para recrear la vida de James Dean, el mítico actor que murió precozmente en 1955. Y casi al mismo tiempo, le ofrecieron un papel sobre Arthur Rimbaud, el revolucionario poeta francés del siglo XIX.

Leonardo se encontró entonces en una encrucijada, y no sabía que camino tomar.

Creía que interpretar a James Dean, era demasiada presión; «Hay que pensárselo dos veces antes de aceptar un papel como ése. Tiene ventajas e inconvenientes; por un lado, se trata de un gran personaje, pero, por otro, todo lo que podía hacer era duplicar a Dean, y no hay modo de hacer un duplicado perfecto. Nadie puede; es imposible. Interpretar a James Dean supone una presión enorme porque la gente va a ser muy crítica contigo.»

Detestaba la idea de que le tacharan con los típicos apelativos tipo; -El nuevo James Dean-, o cosas así.

Finalmente decidió pedir consejo a su nuevo amigo Jim Carroll, el auténtico compositor y poeta que interpretó en “Diario de un rebelde”; -Oye Jim, ¿Dean o Rimbaud?-, -¿Estás loco?, ¡Rimbaud, por supuesto!- le dijo Carroll, y eso fue lo que acabó convenciendo al confuso Leonardo.

Las críticas fueron estupendas para él, no tanto para la película, a la que recriminaban que se centraba demasiado en la homosexualidad del poeta y poco en la poesía. Dijeron sobre ella cosas como; «Entretenida pero desperdiciada. Resultado más que irregular y pretenciosa. Lo mejor, Leonardo Di Caprio». También dijeron; «El film es muy poco poético. Se mantiene gracias a la interpretación de DiCaprio», «Leonardo está perfecto como Rimbaud, no podrían haber escogido mejor».

Se trataba de una película independiente, y aunque Arthur Rimbaud fué un genio, no era demasiado conocido en los Estados Unidos.

Así que de nuevo, la película no tuvo mucho éxito en taquilla.

Pero nuestro Leo, muy al contrario de lo se pueda pensar, quedó satisfecho y orgulloso de su trabajo.

¿Hizo bien?, ¿Tomo la decisión correcta? Sin duda, lo hizo.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

Leo tras rodar Vidas al límite

Mi crítica

En la Francia del siglo XIX, Paul Verlaine invita al joven Arthur Rimbaud (Leonardo DiCaprio) a su casa, después de leer unos innovadores poemas. A medida que conoce a este joven arrogante e impulsivo, se va obsesionando con él y su genialidad. Juntos empezaran una destructiva relación, en la que Verlaine verá a Rimbaud como una salida a su patética y aburrida vida, y su motivo de inspiración.

Agnieszka Holland se adentra en la compleja personalidad de estos dos famosos escritores, en sus relaciones y en sus ideas revolucionarias que cambiarían la literatura y marcarían una época.

Leo borda el papel, como siempre. Otra gran interpretación, en su ya meteórica carrera.

La banda sonora es deliciosa, y la fotografía perfecta.

Una película para los amantes del cine independiente. Muy recomendable, en mi opinión. Cine de calidad.

Puntuación para Leo: 9

Leo como Arthur Rimbaud

Vidas al límite. Trailer subtitulado en español.





¿A quién ama Gilbert Grape?

31 08 2011

¿A quien ama Gilbert Grape?

Queridos internautas:

En “Vida de este chico” Leonardo llamó la atención de los críticos, que quedaron gratamente sorprendidos con su actuación. Pero lo que ellos no esperaban, es lo que vino después. Ese mismo año, 1993, Leo consiguió el papel que marcaría un antes y un después en su carrera, y por ende, en su vida. A partir de ese momento, DiCaprio se convierte en un personaje público. Aparece en entrevistas y platos de TV, y le siguen algunos paparazzis. Su nombre empieza a ser conocido en los estudios de Hollywood, y aunque aún no es considerado un ídolo de masas, todo el que se precie de saber de cine, sabe quien es Leonardo DiCaprio.

Recordemos ahora, que estamos en 1993, y que Leonardo tiene sólo 19 años.

Antes de acabar su película con Robert de Niro, Leo ya tenía un nuevo proyecto; “¿A quien ama Gilbert Grape?”.

Lasse Hallström, su director, no estaba convencido de coger a Leonardo porque temía que su atractivo físico desviase la atención del espectador, algo que se solucionó con una prótesis dental y un corte de pelo horroroso. Pero al final se decidió por Leo, porque le gustaba la distancia que reflejaba su mirada, y acertó de pleno. De su mirada dual me oiréis hablar a menudo. Creo ahí está en gran parte, el secreto de su éxito. Pero ya hablaremos de eso más adelante.

Hallström acompaño a Leo a Texas para que pasara unos días con jóvenes retrasados y así preparar su papel. Allí conoció a un chico autista del que copió algunos gestos y tics. Y para desarrollar más el personaje también añadió cosas de otras personas que conoció; -La gente tiene la idea de que los niños retrasados están completamente locos y de que viven en un limbo, pero resulta reconfortante verlos. Es como si todo fuese nuevo para ellos. Cuando empecé, intenté procesar toda la información: los tics, las formas de moverse, las expresiones faciales… Descubrí que había mil maneras diferentes de interpretar aquel papel, un montón de cosas distintas que podía hacer.-

Pero Leo estaba convencido de una cosa, de que no podía haberlo hecho sin Depp; -Johnny era exactamente como Gilbert, pero no era algo que se propusiese, sino que le salía de dentro. Nunca llegué a entender lo que le sucedía, porque no es que se produjese un gran drama emocional todos los días en el rodaje…, pero había detalles sutiles en él que hacían que me preguntase qué estaba pasando. Hay algo genial y estupendo en la forma de ser de Johnny, pero al mismo tiempo resulta difícil llegar a conocerle del todo. Esto es lo que lo hace interesante.-

A Depp le encantaba ver la cara que ponía cuando olía algo desagradable, porque Leo es muy maniático de los olores, así que cuando encontraba algo asqueroso por el plató, se lo acercaba y DiCaprio hacía grandes muecas. Cuando Johnny empezó a llevarle huevos podridos y salchichas en vinagre, Leo optó por cobrarle. ¡Llegó a ganar hasta quinientos dólares!. Esa camaradería entre los dos quedó reflejada en la gran pantalla con esta maravillosa película.

Los críticos dijeron cosas como: -DiCaprio en el papel de Arnie, hace un trabajo excepcional. A pesar de que el filme raya la veneración hacía los deficientes mentales (Arnie es el personaje más adorable de la película), DiCaprio de vida a un niño extraño y exasperante que no deja de ser motivo de vergüenza para su familia. Además, el lenguaje corporal de DiCaprio resulta extremadamente preciso.-, -Gilbert Grape se sostiene gracias a la sorprendente e instintiva actuación de DiCaprio.- En Entertainment Weekly escribieron: -Leonardo DiCaprio, la vibrante joven estrella de “Vida de este chico”, realiza una audaz y técnicamente sorprendente interpretación de Arnie. Este chico va a dar mucho que hablar.- Movieline decía: -DiCaprio, que ya obtuvo un gran éxito de crítica por “Vida de este chico”, lleva a cabo la mejor interpretación de un personaje deficiente mental que he visto en el cine. Hace lo que Dustin Hoffman creía estar haciendo en Rain man.-

Leonardo hizo una interpretación tan perfecta de Arnie, que obtuvo una nominación a los Oscars  y al Globo de Oro como Mejor actor secundario. También recibió el premio de la Asociación de Críticos de Chicago como Mejor actor revelación y el Premio National Board of Review  como Mejor actor de reparto.

Todo este revuelo dio mucho que pensar a Leo, y es cuando decidió hacía donde quería orientar su carrera: -Quiero hacer películas donde pueda implicarme junto con actores de calidad, un director de talento y un buen guión.- -No me di cuenta de lo mucho que me gustaba actuar hasta que hice ¿A quien ama Gilbert Grape?. Me encanta crear un personaje y colaborar con un director. Sientes que lo que haces no lo haces en balde, sino que va a perdurar. Michael Caton-Jones, el director de “Vida de este chico”, me dijo: “El dolor es pasajero, las películas son para siempre.” Es mi frase favorita.-

Pero a Leonardo aún le quedaba mucho por recorrer. Y puede que no diera siempre  con el director o el guión perfecto, pero tendría que correr el riesgo.

Un saludito.

P. D: Datos extraídos del libro “Leonardo DiCaprio. Su verdadera historia.”

 

Anécdota:

Durante la ceremonia de los Oscars, su madre fue al servicio en el descanso y luego no la dejaban volver a entrar. Justo en ese momento empezaron a decir las candidaturas al mejor actor secundario y Leo, con un ataque de pánico al ver que su madre no estaba allí, se giró hacía los guardias de seguridad y gesticulando con los labios, les dijo: -Déjenla pasar. Soy un candidato al Oscar-. Su madre saltó a su asiento y él se serenó, y siguió sonriendo como si nada.

“Nunca hago ese tipo de cosas, pero en ese momento me pareció importante que mi madre estuviera allí conmigo. Estaba tan nervioso, que cuando oí que el ganador era Tommy Lee Jones, me entraron ganas de arrodillarme en el suelo y darle gracias a Dios”.

 

Mi crítica:

¿A quien ama Gilbert Grape? es un drama emocional sobre un joven que se siente atrapado en una vida que aborrece, pero que no puede abandonar porque se siente responsable de las personas a las que ama, y de las que se avergüenza al mismo tiempo. Trabaja en un pequeño supermercado y vive con su madre, que pesa 200 kilos y lleva siete años sin salir de casa, sus dos hermanas adolescentes y su hermano deficiente (nuestro Leo), al que tiene que vigilar constantemente porque está obsesionado con subirse al depósito de agua del pueblo.

Cuando llega Becky (Juliette Lewis), una chica liberal que viaja con su abuela, enseguida se sienten atraídos mutuamente e iniciaran una relación que le enseñará a comprender que su familia es igual de válida que cualquier otra, y de que forman parte de su esencia.

Tanto su obesa madre, como su dulce e irritante hermano (fantástica la escena en la que Arnie sale con los dedos y la cara llena de pastel de cumpleaños), son los que hacen que Gilbert sea como és, y creo que Arnie equilibra su forma de ser y le da ese punto infantil que le falta a Gilbert, encarnado por un estupendo Johnny Depp.

Ese será el primero de una serie de acontecimientos, que cambiaran su mundo para siempre.

Leo, por su parte, hace una interpretación magistral. Está increíblemente creíble; soberbio, magnífico, admirable. Con la mirada perdida mientras se mete el dedo el la nariz y berrea: “¡puedo morir en cualquier momento!”.

Sin duda, esta extraordinaria y enternecedora película es una de las que no pueden faltar en la filmoteca de ningún cinéfilo.

Puntuación para Leo: 10

Arnie

¿A quien ama Gilbert Grape? Trailer en español

Gilbert Grape (characters)  inglés