La habitación de Marvin

2 10 2011

La habitación de Marvin

Queridos internautas:

Seguimos con nuestra máquina del tiempo varada en 1996, pues Leo rodó dos películas en ese año. En la última de ellas, que es de la que hoy vamos a hablar, DiCaprio repitió trabajar con el magnífico Robert de Niro, además de con dos grandes actrices más; Diane Keaton y Meryl Streep.

¿Que porque eligió Leo, una estrella ya consagrada, trabajar en este pequeño papel? Es obvió, ¡por el increíble reparto!.

Lisa Schwarzbaum de Entertainment Weekly comentó que; «el muy talentoso DiCaprio se mantiene firme ante estas profesionales (Keaton y Streep). Los tres son tan completos y con tanta fuerza que afectan al que está siendo llevado por el placer de estar en presencia de su extraordinario talento».

Por esta interpretación Leo ganó  el Premio Chlotrudis por Mejor Actor de Reparto.

Su tardío desarrollo y su faz aniñada hizo que algunos le criticaran por repetir papeles de adolescente, pero Leonardo siempre dijo que estaba encantado de poder aprovechar al máximo esa etapa de su vida, porque eran papeles que jamás podría volver a interpretar.

Y es que en la actualidad Leo ya no es ningún niño. La cara aniñada que lo acompañaba aún perdura, pero sus facciones se le han endurecido. Su espalda se ha ensanchado y los músculos que antes estaban ausentes, han aparecido con el tiempo.  Todo su cuerpo, de 1,82 de estatura, ha aumentado en volumen. Y es que nuestro pequeño e inteligente Leo ya se ha hecho un hombre. Aunque parece que el tiempo siempre va a su favor, cuando nos descubre a un Sr. DiCaprio varonil, interesante y bello; con cuatro nominaciones a la espalda, siendo el actor mejor pagado del 2011 y sin una estrella en el paseo de la fama.

Un saludito.

Leo trás el rodaje de Marvin's room

Anécdota:

En su juventud, los amigos de DiCaprio le apodaron: Leo, el fideo.

 

Mi crítica

Hace 20 años, las vidas de dos hermanas tomarían caminos muy distintos. Lee se marcharía lejos con su marido, y después de marcharse éste, viviría independientemente con sus hijos. Bessie sin embargo, se quedaría al cuidado de su tía enferma y de su padre, que vive postrado en la cama desde que sufrió un grave infarto.

Pero sus destinos están a punto de unirse, cuando por circunstancias, la vida solicita a Lee que vuelva a su ciudad natal y se reencuentre con su antigua familia. Este viaje le llevará a plantearse valores tan importantes como la compasión, la familia y el amor al prójimo.

Hank (nuestro Leo) es el hijo adolescente y rebelde de Lee, necesitado de la disciplina y el cariño de un padre ausente, y que lucha por encontrarse a sí mismo.

Creo que hay una escena que resume todo el mensaje emotivo del film, y que sin duda da que pensar al espectador cuando Bessie, sabiendo lo que ya sabe, le dice a su hermana:

Bessie: – He tenido tanta suerte de tener a papa y a Ruth. He tenido tanto amor en mi vida. Ahora miro atrás, y veo que he tenido tanto amor.-

Lee: -Ellos te quieren mucho.

Bessie: -No, no quiero decir eso, no. Me refiero al amor que yo he sentido por ellos. He tenido tanta suerte por haber podido sentir tanto amor por alguien.-

Magnífica escena en un gran melodrama, genialmente interpretado por sus cuatro protagonistas, (y esta vez me voy a desmarcar un poco) destacando la actuación de la siempre perfecta Meryl Streep. Ambas, Keaton y Streep, consiguieron una nominación a los Oscars por sus respectivos papeles. De Niro algo más flojo, en mi opinión. Y DiCaprio en su línea, fantástico.

Esta conmovedora y tierna película, no te dejará indiferente.

Puntuación para Leo: 9

Leo como Hank

La habitación de Marvin trailer en español

Escena emotiva Bessie/Lee

Anuncios